Calidad de la educación en México va en picada con el Coronavirus

Ya sabíamos desde hace muchos años que México está en los últimos lugares en calidad educativa, que los estudiantes mexicanos difícilmente destacan a nivel mundial porque no tienen suficientes conocimientos y que al gobierno de este país le interesa muy poco la educación de la población.

Ahora con la pandemia de Coronavirus, que obligó a cerrar escuelas en todos los niveles educativos, el problema se vuelve aún mayor porque los estudiantes mexicanos están perdiendo meses valiosos y difíciles de reponer.

La solución del gobierno mexicano fue proponer que las escuelas implementaran sistemas de educación en línea mientras pasa la contingencia, sin embargo, no tomaron en cuenta que en México hay 55 millones de pobres, personas que pertenecen a estratos sociales muy bajos y no tienen acceso a computadoras o Internet.

Claro que estudiar en línea es sencillo para los estudiantes de escuelas privadas, los que cuentan con conexión desde su casa, computadoras con la mejor tecnología y todas las ventajas para cursar sus grados mientras pasa la emergencia. El problema es que sólo en la Ciudad de México hay más de 2 millones de alumnos en escuelas públicas, la mayoría de los cuales no tienen ninguna herramienta para estudiar desde casa.

Y el número no es menor a lo largo y ancho del país.

Encima el gobierno mexicano sólo se conformó con dar recomendaciones, pero no estableció ningún sistema formal, por lo que la mayoría de los estudiantes de educación pública no están estudiando nada durante la cuarentena.

Lo que más nos arde

La pregunta es qué pasará con todos ellos cuando esto termine. ¿Tendrán que volver a empezar el año?, ¿apurarán a los maestros para concluir el año escolar a fuerza?, ¿quedará en el limbo todo lo que debieron aprender en este tiempo?

De por sí la educación en México se basa, en su gran mayoría, en cumplir los programas a la fuerza, pasar a los alumnos por una cuestión estadística e ignorar por completo si ellos tienen o no los conocimientos necesarios para seguir estudiando.

La emergencia es inevitable, el problema es que el gobierno no tomó en cuenta que la carencia escolar debió suplirse en base a las necesidades de toda la población, especialmente de la menos favorecida que además es mayoría. Y encima el récord de pésima calidad que ya lleva la educación en el país no ayuda en nada.

@elardidisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s