El consumismo navideño

Es en estas fechas, todos tenemos la ilusión de las compras navideñas, y de recibir los esperados regalos, y es que en esta época, es donde se produce el mayor aumento del consumo de todo el año. La relación que se le ha dado a esta época del año, con los regalos, la ropa nueva, los decorados de las casas y las grandes cenas y fiestas, se ha convertido en una época de consumismo.

El gasto de las familias, alrededor del mundo, se dispara con la llegada de esta fecha, debido a que se ha conseguido instaurar en las cabezas de los consumidores, la idea de que, para celebrar la Navidad, es ineludible ir de compras. La fiebre de la Navidad puede incluso arrastrar a muchos al endeudamiento, o a la solicitud de adelantos de utilidades en sus trabajos. Una gran cantidad de personas suele recurrir a las tarjetas de crédito, para solventar estos gastos, sobre los cuales es válido cuestionar: ¿son necesarios?

juguetes-jpg_717526657

Por lo general, lo que impera en la decisión de gastar tanto dinero en esta época, es el no querer dejar sin regalos a sus familiares y amigos. Gastar una alta suma de dinero, en las fiestas navideñas, pareciera ser la certificación de amor hacia los hijos, parejas, madres y padres, entre otros.

Para estas fechas, los comerciantes utilizan campañas publicitarias o promociones, ¡tan “atractivas”! que a muchos se les hace imposible no caer en la trampa del consumismo. El gran bombardeo publicitario empieza más de un mes antes de que llegue la Navidad y, por lo general, quienes inician con este acecho, son las fábricas de juguetes, que a través de sus coloridos y divertidos comerciales, intentan atrapar a los niños, para que estos a su vez arrastren a sus padres a comprar el producto, como regalo de Navidad.

navidad_compras-jpg_151312570

Asimismo, se hace muy común ver en los comercios rebajas de mercancía, algunas de ellas reales pero otras engañosas. Los comerciantes tienden a subir el precio de los productos y colocar en carteles grandes y llamativos la palabra “oferta”, pero realmente el consumidor está llevando el artículo al precio real. Tan efectivas se hacen estas estrategias comerciales, que estudios en diferentes países como España, Estados Unidos y Colombia, revelan que en el mes de diciembre, se realizan al menos, el 50 por ciento de las compras de todo el año.

El cerebro humano, asocia la navidad con felicidad, regalos, fiestas, colores, luces y un sinfín de cosas alegres, sin embargo, en el mundo, hay millones de personas que no pueden ser parte de estas celebraciones, tan marcadas por el consumismo.

navidad-jpg_2048829447

LO QUE MÁS NOS ARDE

Es que gracias a esta situación, tal parece que para los pobres, esta época es muy triste, o simplemente no tienen Navidad. Su condición de vida no les permite –siquiera– hacer una modesta cena navideña, mucho menos comprar ropa, juguetes o adornos; mientras millones de personas van por el mundo derrochando dinero, en cosas no tan necesarias, para celebrar estas fiestas; otras solo añoran tener un lugar donde vivir, comida y salud.

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s