Y tú, ¿quieres ser como Jenny Rivera?

Los modelos a seguir de millones de mexicanos, no son un muy buen ejemplo de lo que deberían querer ser. Es difícil de aceptar, pero en la cultura nacional no está inmerso el seguir a figuras muy inteligentes o que aporten algún valor real a nuestras vidas.

La lista podría ser inmensa, desde Gloria Trevi y su escuelita del terror, hasta Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que últimamente se está convirtiendo en el ídolo de las masas, el mesías, el salvador de miles de mexicanos, que creen que poniéndolo en la presidencia el país se va a convertir en Suiza, todos vamos a ser rubios y a ganar en euros nuestras jodidas quincenas.

¿Quiénes son los modelos a seguir de los mexicanos y por qué son ellos, específicamente, los que nos dan la pauta de lo que queremos ser?

La desaparecida cantante Jenny Rivera es un ejemplo perfecto de este asunto. Se hizo famosa por interpretar canciones contra los hombres, contra la violencia doméstica y hasta referentes a la infidelidad; y cuenta la leyenda que ella era una de esas que se dicen “mamá luchona”, porque sus 400 parejas, padres de sus 400 hijos, la abandonaron y ella se hizo cargo de sus “bendiciones”, se convirtió en millonaria y se fue a vivir a Estados Unidos.

¿Qué no todas las mujeres mexicanas quieren hacer eso? Pareciera que el sueño del mexicano posmoderno es ese, sacarle dinero a alguien, cantar vestido bajo la facha más corriente y salir corriendo a Estados Unidos para comprar en Walgreens.

¡Hasta se pintan el cabello del rubio más barato! Y todo con tal de ser como sus ídolos y sentir que ya progresaron en la vida.

Como la tal Jenny Rivera hay cientos de ejemplos más, por supuesto que casi todos cantan banda, usan bota picuda y les apesta la axila a taco de pastor con cebolla. Y para rematar, un día se convierten en protagonistas de telenovela.

Esto explica por qué los mexicanos no logran salir adelante, por qué su convicción política no ha avanzado en más de 80 años y por qué todos corren a ver la serie de Luis Miguel en “nesflis”, sin perderse ni un sólo capítulo, aunque el sujeto en cuestión hoy sea una especie de momia viviente conservada en formol.

Lo que más nos arde

Y luego le piden a los candidatos a la presidencia que sean inteligentes, congruentes, con capa de Supermán y poderes mágicos, para hacernos a todos güeritos, bonitos y millonarios.

¡Con razón!

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s