México y sus sindicatos

Por definición, los sindicatos de trabajadores están enfocados a velar por el bienestar de su gremio, y lograr para ellos las mejores condiciones laborales posibles.

Aunque en México los sindicatos parecen tener por objetivo enriquecer a sus dirigentes, y servir como una poderosa arma de oposición, contra políticas gubernamentales.

El SNTE ilustra perfecto estos dos objetivos, su anterior líder, Elba Esther Gordillo, fue detenida el 26 de febrero de 2013, acusada de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Gordillo dispersó al menos 129 millones de pesos, del magisterio, en bancos extranjeros, e hizo de todo para mover las finanzas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para su beneficio, a través de empresas dentro y fuera del país.

Imagen 1

Otro ejemplo es Víctor Fuentes, Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM), que a pesar de registrar en la nómina un ingreso de 27 mil pesos, llega a su oficina en un Audi A8L con valor de 2 millones de pesos. Fuentes comenzó a tomar relevancia, cuando se hizo público que, a diario, en las afueras de la cede de la CFE, decenas de personas, especialmente mujeres, lo esperan con cartulinas pidiendo una oportunidad de trabajo.

—¡Adiós chiquito! —le grita una mujer vestida con mini falda y ropa entallada, mientras el auto de lujo se aleja.

Por otro lado, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) ha recibido, de 2007 a 2015, 671.8 millones de pesos, por conceptos de apoyos económicos para el Comité Ejecutivo.

Resulta difícil explicarse cómo este sindicato pudo gastar 12 millones de pesos, para comprar gorras y playeras. O como es que cada año, se han destinado 20 millones de pesos para la creación de una biblioteca, por parte del sindicato, que hasta  hoy no ha sido construida.

Imagen 2

LO QUE MÁS ENCHILA

Aunque existen leyes que obligan a los sindicatos a ser transparentes, en cuanto a sus finanzas, éstos parecen tomarse a la ligera las normas; siguen recibiendo y gastando cifras exorbitantes de dinero. En contraste con la mayoría de la población, los dirigentes de los sindicatos parecen tener vidas prósperas y llenas de lujos.

Bastaría emplear algunos minutos, para imaginarnos la cantidad de cosas que se podrían hacer en beneficio de la población, con todo el dinero que se ha utilizado para comprar gorras y playeras…

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s