Cosas grotescas que hacen los mexicanos

Ojalá existiera una estadística que midiera qué tan asquerosa es la gente, según sus hábitos, en comparación con sus compañeros de género, de ocupación, de estado y de país.

Algo que no podemos negar es que los mexicanos, en comparación con casi todas las personas de otras nacionalidades, tienen hábitos bastante grotescos y que rebasan los límites de lo tolerable por el sentido común.

Escupir

¿Por qué a los mexicanos les fascina escupir? Escupen por todo, a todas horas, en cualquier parte y sin importar que estén comiendo, bebiendo o hablando con alguien más. Hasta escupen por las ventanas de los autos, como si lanzaran una bolsa de basura llena de moco y baba.

Comer

A los mexicanos les encanta comer, tanto que no suelen distinguir ni lugares ni horas para atragantarse con tortas, tacos, churros, pambazos y cualquier clase de engordantes refrigerios.

No hay nada más asqueroso que alguien comiendo en el transporte público. Está apretado, encerrado, lleno de olores humanos, y nunca falta alguien que saque su torta de carnitas, para darle un toque especial a la peste.

México es el único país donde las personas comen a cualquier hora del día y por cualquier razón, y parece que hasta una montaña de basura es un buen paisaje para acompañar unos tacos sudados de banqueta.

Higiene corporal

Este concepto incluye cualquier parte del cuerpo de los mexicanos, que pueda ser “higienizada” en los peores momentos: sacarse el moco, cortarse las uñas, limpiarse las orejas y quitarse las lagañas, son actividades que los mexicanos suelen llevar a cabo en público, en sitios poco adecuados, pero que les parecen ideales porque sí, en efecto, todos están viendo.

No, señor, señora, señorita, en países desarrollados, la gente como usted no se corta las uñas en el transporte público, para eso está el baño de casa, donde nadie tiene que lidiar con sus desperdicios corporales.

Hacer pipí en público

En México es de lo más común, en especial para los hombres, hacer pipí en cualquier lugar.

Banquetas, macetas, botes de basura y hasta rincones ocultos del transporte público, son los sitios favoritos de los mexicanos para hacer sus necesidades. No importa que exista el baño y haya uno cada 20 metros, a ellos les encanta hacer sus gracias a media calle y que la gente los vea.

Hay países donde la multa por hacer pipí en la calle es bastante elevada e implica horas de cárcel. Pero en México hasta parece normal tener que lidiar con la peste de alguien que no quiso llegar al baño.

Lo que más nos arde

Y la lista podría seguir y seguir. Falta de educación, poco respeto y mucha desvergüenza, hacen el caldo de cultivo perfecto para un país de gente sucia y con muy poca dignidad, respecto a su propio cuerpo.

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s