“La Mars” y los desorientados jóvenes mexicanos

idiot1.jpg

Nadie en México es capaz de afirmar que tener un título universitario te asegura obtener un trabajo, menos aún uno bien pagado, o lograr éxito en la vida. Las cosas no están como para andar de positivos, en un país cuya pesadilla número uno es el desempleo. Sin embargo, es difícil negar que una sólida formación académica sí distingue a los unos de los otros, simplemente por una cuestión de sentido común, que no se forma por intuición, sino a lo largo de muchos años de estudio.

Marcela Aguirre, mejor conocida como La Mars, es una joven mexicana de 16 años, cuyo único éxito hasta este momento ha sido lograr que uno de sus vídeos en Youtube se haya vuelto viral; en ese segmento, ella anunció su deserción escolar, dejaba la escuela simplemente porque “no era para ella” y bajo el argumento de que se trataba de una imposición social, el absurdo de una sociedad que no te deja hacer lo que tú quieres…

No está a discusión si la tal Mars hizo bien o no en dejar de estudiar, finalmente, ella es una de más del medio millón de estudiantes mexicanos que cada año dejan el nivel medio superior, ya sea porque no tuvieron recursos para seguir o “porque el sistema no era para ellos”.

El punto es saber que esta joven representa a toda una generación, futuros adultos mexicanos que viven en la ignorancia y esperando que Youtube les regale cinco minutos de fama y una playera. Para millones de ellos eso significa “hacerla en la vida”, hacer lo quieren y mandar a volar al sistema que, supuestamente, oprime sus almas libres.

Por supuesto que nadie dice que estudiar sea la respuesta para todos; las universidades están llenas de idiotas y las calles plagadas de genios que no terminaron la escuela, sin embargo no se puede premiar la ignorancia, en un país donde lo que más se necesita es conocimiento, abrir los ojos a todo lo que deberíamos saber y no sabemos, para hacer que las cosas cambien.

Difícilmente alguien que haya tenido 16 años, puede afirmar que a esa edad sabía muy bien lo que quería, sin embargo, esa orientación hacia ningún lugar, es propia de generaciones recientes a las que nada les queda, nada les parece y todo les molesta, aunque no tengan propuesta alguna.

Lo que más nos arde

Suena a cliché, pero probablemente la tal Mars no sabe que su derecho a dejar de estudiar, el que ella pudiera tomar esa simple decisión, costó batallas y la sangre de muchas personas en el pasado, en la Independencia, en la Revolución y en la Guerra de Reforma (sí, ella que dejó la escuela, afirma que no le interesa saber quién fue Benito Juárez).

Todo resulta de lo mismo, México es un país donde la estupidez manda y vídeos como el de la famosa Mars circulan una y otra vez por las pantallas, engrandeciendo así la flojera, la idolatría fácil y el chisme popular.

Ahora dicen que Marcela Aguirre trabajará para Adela Micha en un noticiero, por supuesto siguiendo ese precepto que dice: “nunca falta un roto para un descosido”.

 @ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s