Autos en México, ni lo mismo, ni más barato

Imagen 1

Quizá no lo sepas, pero México es uno de los países más importantes para la industria automotriz. Algunas de las más significativas marcas, tienen plantas en nuestro país, para ensamblar sus autos, y luego venderlos en el mercado local e internacional.

Nuestro país es el séptimo productor mundial de automóviles, y el 80% de los autos que se fabrican en tierra mexica, presentan altos estándares de seguridad; pero esos autos no son para vender en México, sino en el extranjero.

Sistemas de seguridad para: impactos frontales, laterales, control electrónico de estabilidad, protección de peatones, cinturones de seguridad, bolsas de aire y sistemas de anclaje para sillas de niños; son requerimientos básicos de seguridad, en un auto que pretende ser vendido en mercados como el de Estados Unidos o la Unión Europea. Y así se fabrican en las plantas de ensamblaje mexicanas, pero algunos de los autos que se venden en nuestro país, no cuentan –ni siquiera– con bolsas de aire frontales.

Imagen 2

Por si fuera poco, el mismo modelo de auto, pero menos seguro, en ocasiones es vendido a un precio mayor, que el modelo destinado para el mercado extranjero.

En ninguna de las hojas de especificaciones de seguridad, de las normas mexicanas, se habla de la protección para peatones, lo que deja entrever que, ni a los consumidores mexicanos, ni a la industria, les importa este rubro.

Para rematar, se sabe que está por venir una Norma Oficial Mexicana, (NOM) que pretende establecer dispositivos mínimos de seguridad para los autos que se vendan en México; aunque expertos aseguran que está atrasada 20 años, en relación con el “Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial”, de la Organización Mundial de la Salud.

LO QUE MÁS ENCHILA

Como se dijo antes, ni a los productores de autos, ni a los consumidores mexicanos, parecen importarles la seguridad con la que cuentan los autos que conducen; esto se ve reflejado en la cifra de 24 mil muertes al año por accidentes viales y los 120 mil millones de pesos anuales que cuestan las lesiones e incapacidades, producidas por accidentes de tránsito; cifra con la que se podría alimentar, por 12 meses, a más de tres millones de niños, de acuerdo con cálculos de la UNICEF.

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s