¿Vas a correr el Maratón?, ¡no seas chismoso!

run3.jpg

Hace exactamente 35 años que se realiza en famoso Maratón de la Ciudad de México, una carrera de 42 kilómetros, que pasa por las principales avenidas de la capital del país y convoca a más de 30 mil personas, corredores aficionados y profesionales, que incluso vienen de otros países para esa competencia.

Hace más de tres décadas, cuando se inauguró por primera vez esta carrera, no existía la moda del running y los participantes, al menos en su mayoría, eran personas dedicadas al deporte, consagradas a entrenar para hacer un buen papel en un evento de tanta magnitud.

Hoy, en una era donde este deporte se ha puesto de moda y además está adornado con un montón de marcas de ropa, tenis, aparatos, aplicaciones inteligentes y otra sarta de inutilidades, la posibilidad de correr el Maratón de la CDMX ya no es una cuestión de entrenamiento, sino de alcanzar a subir la foto a las redes sociales y esperar la adulación del resto.

Se calcula que solamente la mitad de los corredores completa los 42 kilómetros, mientras el resto sale en algún punto del camino y otro tanto ingresa a la mitad o antes de llegar a la meta. Eso, sin tomar en cuenta a quienes terminan el recorrido caminando, con tal de tomarse la foto en la meta.

¿Qué sentido tiene ingresar a una carrera de nivel profesional para terminar caminando?

La gran gracia de practicar un deporte, sea cual sea, es entrenar mucho para progresar y lograr nuevas cosas. Esa es una satisfacción que no te regalan ni las medallas, ni las fotos, ni lo que te puedan decir tus amigos de las redes sociales.

Pero como todo lo que sucede en México, es difícil que alguien se comprometa con una causa, haga un esfuerzo real y progrese por su propia voluntad. Aquí estamos acostumbrados a hacer trampa, hacerle al cuento y además presumir de logros que ni tenemos.

Lo que más nos arde

El Maratón de la Ciudad de México debería ser oportunidad e inspiración para quienes se inician en el deporte como una forma de vida, ejemplo de superación en un país donde manda la obesidad y muestra de compromiso para los más jóvenes.

Hace 35 años, cuando esta justa se realizó por primera vez, se trataba de un evento hecho por el mero gusto de correr, no existían las marcas de ropa ni había redes sociales para presumir.

Hoy en día este maratón, más que ser una competencia deportiva es una pasarela de moda, donde incluso se reúnen las marcas más importantes para incentivar el consumo y hacer negocio con la estupidez de la mayoría.

¿Qué más podría darte si corres con un short Nike o en calzones, si tú lo que quieres es correr? Habrá quien entienda la tecnología de la ropa que se vende hoy día, para este tipo de actividades, pero la mayoría solamente entiende que la marca manda muy por encima de los 42 kilómetros y de cualquier récord deportivo.

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s