Prisiones en México

Imagen 1

En un país donde todo funciona como se supone que debe funcionar, si un ciudadano comete un delito, será juzgado por las autoridades competentes y, de ser encontrado culpable, puede ser ingresado a un reclusorio, para después reintegrarse a la sociedad.

Pero como ya es costumbre, en México las cosas no operan como nos hacen creer; las cárceles mexicanas tienen una lista de problemas que, francamente resultan difíciles de creer, pero ocurren.

Del respeto a los derechos humanos, mejor ni hablamos; Campeche, Colima, Nuevo León, Sinaloa, Oaxaca, Baja California Sur, Tamaulipas, Chiapas, Tabasco, Hidalgo, Guerrero, Quintana Roo y Nayarit, tienen prisiones con graves violaciones a los derechos humanos de los internos.

De 130 centros penitenciarios visitados por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en 104 las personas procesadas, conviven con aquellos que aún no reciben condena.

En el mismo sentido, en 95 prisiones hay falta de personal de seguridad y custodia, en 86 falta de prevención y atención de incidentes como riñas, fugas o motines.

Además, en 71 prisiones se detectó que 30 reos comparten una celda diseñada para 4 personas; en 73 centros se detectaron áreas de privilegios, objetos y sustancias prohibidas, así como internos que mantienen el control de las prisiones, a base violencia sobre el resto de los reos.

Imagen 2

Por si fuera poco, la vida en la prisión es cara, literalmente se paga por sobrevivir. Se debe pagar por todo: por dormir acostado, por recibir agua, por tener área de aseo, por evitar golpizas e, incluso, por evitar asaltos dentro del penal.

Según la organización civil documenta, tan sólo en 4 prisiones de la Ciudad de México (Oriente, Sur, Norte y la Penitenciaría de Santa Martha), los internos deben pagar unos 100 pesos por ocupar una plancha de cemento para dormir, y de 5 a 10 pesos, cada vez que usan el baño o deben cruzar una puerta.

LO QUE MÁS ENCHILA

El tema de las prisiones va más allá de cobros a los reos, la pregunta es: ¿a quién llega todo ese dinero?

Por otro lado, la prisiones estatales están plenamente gobernadas por los internos más violentos, y no existe interés alguno por parte del gobierno, para crear un sistema penitenciario que funcione.

Imagen 3

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s