¡No al acoso en el metro!

El acoso sexual en el transporte público es un problema real, y, que de acuerdo con las estadísticas ha ido en aumento, aunque muchos aseguran que “siempre ha sido así”. Y es que más del 65 por ciento de las mujeres que usan el transporte público, aseguran que en algún momento han sufrido acoso sexual, según una encuesta publicada en El Universal, aunque esto no es exclusivo de mujeres, hombres también ha denunciado acosos durante sus viajes en el metro.

metro-acoso-sexual

El Metro registra 300 denuncias por año, por acoso sexual, y desde hace ya varios años, se separan los primeros vagones exclusivamente para las mujeres. Las agresiones que se toman como acoso son:

  • Piropos obscenos.
  • Groserías.
  • Comentarios sexuales.
  • Miradas lascivas.
  • Tocamientos o roces; el famoso “arrimón”.
  • Exhibicionismo (mostrar partes íntimas).

En el Metro es difícil encontrar un punto medio, pues en horas pico los roces cuerpo a cuerpo son comunes, la diferencia está –tal vez– en los que claramente tienen como objetivo, una agresión de tipo sexual.

Muchas mujeres no denuncian, porque los propios policías no están capacitados para ello, incitan a que no hagan nada porque no van a lograr nada; o porque resultan hechos, donde, si no hay testigo, es la palabra del que acusa contra la del que dirá que no es verdad, y es que así, como hay mujeres honestas, hay quienes exageran, y con que quede su bolsa pegada a tu cuerpo, ya hacen ruido.

metro11

EL PITO DE MANCERA

Como si fuera un chiste, muchos tomaron así la medida de Miguel Ángel Mancera, de usar un silbato para denunciar el acoso sexual en el transporte, sin embargo, aseguraron que se debe tomar como una medida que forma parte de una estrategia más amplia, como la de los vagones exclusivos y la de incitar a denunciar, entre otras.

Los que no están de acuerdo ven la medida como una burla, de entrada por ser un silbato, y porque se presta a abusar de él, sobre todo porque se detectó hace ya un buen tiempo, que uno de los modus operandi de bandas de robos en el Metro, consistía en que una chica fingiera un acoso y con ello poder robar al acusado.

digitallpost_silbatoacoso-1024x683

LO QUE MÁS NOS ARDE

Es que esta situación, lejos de ser una cuestión de seguridad, es una cuestión de cultura y educación; reflejo de lo mal educada que está la sociedad mexicana, y que el respeto hacia las otras personas es casi nulo. Nos arde que ya no podamos ni siquiera viajar tranquilos en un transporte común, y nos arde más, que todos exigen mejorar el país, pero siguen deteriorando a la sociedad con actos así.

@ElArdidisimo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s