¿Dónde está el dinero, Ana Gabriela?

En pleno año olímpico llueve sobre mojado para los atletas mexicanos, pues además de que los recortes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador han afectado su presencia en competencias nacionales e internacionales, ahora resulta que el poco dinero que hay está en los bolsillos de algunos funcionarios corruptos.

Una auditoría de la Secretaría de la Función Pública (SPF) reveló que hay 50.8 millones de pesos no comprobados de parte de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) y que pertenecían al Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), es decir, son gastos justificados con documentación falsa y nadie sabe dónde quedó ese dinero o quién se lo gastó.

Ana Gabriela Guevara, titular de Conade, tiene esta información desde mediados de 2019, pero no ha hecho nada para investigar o averiguar dónde está el dinero. Hay que recordar que ella misma no ha querido hacer gran cosa para apoyar al deporte nacional y ha negado recursos a las federaciones so pretexto de la austeridad presidencial.

Ahora que la investigación es pública incluso hay organismos que están exigiendo la destitución de Ana Gabriela, pues su desempeño en la institución ha sido vergonzoso, además de que ahora podría estar involucrada en el desvío de recursos.

363px-Ana_Gabriela_Guevara_-_Marcha-mitin_en_defensa_del_petróleo_(cropped)

El asunto es que desde 2019 no se han otorgado recursos a los atletas mexicanos de alto rendimiento, ni siquiera los necesarios para que puedan prepararse y calificar para Tokio 2020, aunque ese mismo dinero que a ellos se les niega parece estar engordando los bolsillos de varios que han entregado facturas falsas y han hecho gastos inflados a nombre de la Conade.

Lo que más nos arde

No podemos olvidar la terrible decepción que fue el cierre del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) en agosto de 2019, luego de que el gobierno de AMLO no diera dinero ni siquiera para pagar la luz. Ese lugar de entrenamiento para cientos de atletas de alto rendimiento permaneció cerrado por más de 6 meses y recién a fines de enero de 2020 fue reabierto, aunque no sin el lógico deterioro de sus instalaciones por falta de mantenimiento.

Y como siempre, a los atletas se les niegan becas, se les reducen presupuestos y se les condena a pagar todos sus gastos si es que quieren destacar o llegar a competencias internacionales. Eso mientras los funcionarios se hacen ricos, compran autos lujosos, construyen sus propias casas y gozan del presupuesto público como si fuera suyo.

Una de las consignas del gobierno de AMLO era precisamente la lucha frontal contra la corrupción, sin embargo, parece ser que sólo era en el discurso, pues los funcionarios de sus propio gabinete están dando muestras de deshonestidad y de ser iguales a los de los gobiernos anteriores.

@elardidisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s