La respuesta de Europa y los países vecinos ante la migración afgana

Tras el retiro del ejército estadounidense y de la toma de Afganistán por los combatientes talibanes en agosto de 2021, inició un éxodo de miles de afganos que tomaron la decisión desesperada de huir de su país ante la inseguridad que se vivía.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) preevió que medio millón de afganos podrían haber emigrado para finales de 2021. Hasta septiembre del año mencionado, se estima que 270 mil personas huyeron del país.

La ola migratoría empezó a correr hacia diferentes direcciones, sin embargo, los afganos se han topado con fronteras cerradas y negativas de países que ya no pueden contener el flujo de migrantes, pues dichos países siguen marcados por la crisis migratoria que hubo en los años 2015 y 2016 debido a la guerra civíl que se desató en Siria.

Tan sólo en Turquía residen 3,6 millones de sirios de los 5,6 millones de refugiados sirios alrededor del mundo, conviertiendo a Turquía en el país con mayor población de refugiados a nivel global.

Debido a esto Turquía, a diferencia de su respuesta ante los migrantes sirios que encontraron refugio sin mayores obstáculos, blindó su frontera y reforzó la vigilancia puesto que «Turquía ya está acogiendo a 5 millones de refugiados, no puede asumir una carga de migrantes añadida”, anunció Recep Tayyip Erdoğan, presidente de aquél país.

Turquía no es la única nación que cambió su postura, Pakistán e Irán también decidieron proteger sus fronteras contra las caravanas afganas, y aun la Canciller Ángela Merker de Alemania, país que aceptó masivamente a los refugiados sirios en 2015 bajo el lema «Podemos hacerlo», cambió su discurso y dijo que no podían reolver todos esos problemas, refiriéndose a los refugiados afganos, mientras que el ministro austriaco declaró: «No puede ser que Austria y Alemania solucionen el problema de Afganistán por la Unión Europea» y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que las naciones europeas deben «anticiparse y protegerse contra grandes oleadas migratorias irregulares».

Sin embargo, Estados Unidos, Reino Unido y Canadá abrieron sus puertas a afganos que trabajaron con las fuerzas de Occidente como intérpretes y otras labores de apoyo durante los 20 años de operación militar, además de España que también se sumó a los esfuerzos de acogida de refugiados afganos que trabajaron para la Unión Europea.

Además, algunos países de América Latina que declararon su disposición a recibir cierto número de refugiados, entre ellos México, Chile, Costa Rica y Colombia.

Lo que más nos arde

La crisis migratoria es reultado del temor a las represalias de quienes apoyaron la caída del régimen talibán y colaboraron con el gobierno norteamericano y la OTAN, principalmente. No obstante, existen muchas otras razones para desear salir del país, como las restricciones contra las mujeres y el autoritarismo religioso caractéristico de este grupo extremista.

Pero ante la evacuación masiva, las autoridades talibanes no quieren que los afganos abandonen el país y restringieron la salida, aunque dieron garantías de que los ciudadanos afganos con autorización de viaje al extranjero podrán salir.

Aún así el establecimiento de este requisito viola el derecho a la libertad de circulación que, según la legislación internacional sobre derechos humanos, en el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, establece:

«1. Toda persona que se halle legalmente en el territorio de un Estado tendrá derecho a circular libremente por él y a escoger libremente en él su residencia. 

2. Toda persona tendrá derecho a salir libremente de cualquier país, incluso del propio. 

3. Los derechos antes mencionados no podrán ser objeto de restricciones salvo cuando éstas se hallen previstas en la ley, sean necesarias para proteger la seguridad nacional, el orden público, la salud o la moral públicas o los derechos y libertades de terceros, y sean compatibles con los demás derechos reconocidos en el presente Pacto…»

Los afganos no sólo se encuentran expuestos a la violencia e inseguridad, sino que también se les impide buscar una vida fuera de su país.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas expresó la expectativa de que «los talibanes se adhieran a sus compromisos», e hizo referecia a las promesas: «Los afganos podrán viajar al extranjero, podrán salir de Afganistán cuando lo deseen y por cualquier paso fronterizo, tanto aéreo como terrestre, incluido el aeropuerto de Kabul, que ha sido reabierto y asegurado, sin que nadie les impida viajar, incluso en lo que respecta a la salida segura y ordenada de Afganistán de los afganos y de todos los ciudadanos extranjeros»

Queda por ver si los talibanes cumplirán estos compromisos.

@elardidisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s