Cuarentenialls: los hijos de la chatarra

De por sí los mexicanos ya eran obesos, con pésimos hábitos alimenticios y de ejercicio, y estaban atiborrados de enfermedades metabólicas, y con el asunto de la cuarentena por Coronavirus todo se puso peor.

A mediados de marzo del 2020 el gobierno mandó a casa a la mayoría de la población mexicana, argumentando que guardar una cuarentena podría ser lo mejor para evitar los contagios por Coronavirus.

Y el resultado fue monstruoso. A menos de dos meses de cuarentena los especialistas advirtieron sobre el grave aumento al consumo de alimentos chatarra, sobre todo en niños, aunado eso a la falta de actividad física porque al gobierno federal se le ocurrió decir que lo mejor era no salir ni a la puerta.

En la actualidad hay 70% de obesidad en adultos y 30% en niños, cifras que auguran un futuro de enfermedad, incapacidades laborales y muchos costos que la salud pública no podrá cubrir.

Con el tema del Coronavirus y menos de 20 mil infectados, el sistema de salud pública mexicano se empezó a preocupar porque, según decía, no hay en el país suficientes recursos para atender a tantos enfermos al mismo tiempo.

Ahora imaginemos un panorama en el que más de 70 millones de personas en México son obesas, diabéticas e hipertensas al mismo tiempo, sin poder trabajar y requiriendo servicios de salud gratuitos.

Encima esas personas no se van a curar en una o dos semanas, pasarán el resto de sus vidas enfermas y dependiendo de la salubridad pública. Aunque igual su su esperanza de vida no rebasará los 60 años.

¿Se imaginan que toda una generación, los que hoy son niños, crezca enferma y muera a edades mucho más tempranas que sus ancestros?

Para acabar de echar todo a perder, el gobierno de México se empeñó en cerrar muchos mercados públicos por supuesto riesgo de contagio, así que la mayoría de las personas tuvo menos acceso a frutas y verduras, pero más a alimentos procesados en los supermercados (casualmente esos no cerraron sus puertas en la cuarentena).

Se calcula que cada mexicano que no hizo ejercicio durante el confinamiento podría haber subido hasta 5 kilos.

Lo que más nos arde

A nadie le importa la salud de los mexicanos, ya desde hace mucho tiempo las empresas más privilegiadas en México son las que venden chatarra y se ensañan con la salud de niños que, en un futuro cercano, serán adultos enfermos.

@elardidisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s