#LadyManoseada: ¿por qué están ardidas las mexicanas? 

Ante la nueva ola de feminismo que está permeando entre las mujeres mexicanas, ¿alguien ya les preguntó a ellas por qué están tan enojadas?

Exactamente luego de las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo del 2020, se hizo viral un vídeo de una mujer que responde a las críticas por abandonar a sus hijos en una tienda de conveniencia y termina acusando a un desconocido de haberla manoseado.

#LadyManoseada es la explicación perfecta al por qué de esta nueva ola de feminismo posmoderno que está alimentada por un enojo incontrolable. No son los feminicidios, la violencia de género o las desapariciones, es el encuentro con ellas mismas y una realidad que no han podido cambiar.

En el vídeo podemos ver que la mujer está en su auto con un bebé, mientras personas en la calle la cuestionan sobre otros dos menores que dejó dentro de una tienda que está enfrente.

Ante la pregunta de por qué dejó ahí a los niños, ella contesta directamente con una agresión hacia el sujeto que lleva la cámara y lo persigue por la calle mientras amenaza, grita y termina diciéndole a los curiosos que él la manoseó.

Finalmente se dice que esta mujer dejó a sus hijos en la tienda para castigarlos, pero no en ningún momento los abandonó.

Lo que no entendemos es el enojo con el que ella reacciona a los cuestionamientos de la gente, al tiempo que parece querer desquitarse con el primero que se pone, sin importar que realmente no haya un motivo para actuar tan violentamente.

Lo más probable es que esta mujer, igual que millones de ellas en este país, estuviera muy cansada de hacerse responsable de tres niños, sin la ayuda de una pareja, con toda la carga económica y moral que eso implica. Su cara de hartazgo era más que evidente.

El enojo que vemos en ellas, en todas ellas, es la respuesta a generaciones y generaciones de mujeres que han vivido en moldes arcaicos, obligadas a casarse y tener hijos sin poseer la disposición, el interés o incluso el dinero para ello, pero llevadas por lo que creen debe ser así y encima teniendo que soportar machos, hombres violentos, inútiles y poco solidarios con las tareas del hogar, pero que al final ellas siguen eligiendo para sus vidas porque eso es lo que aprendieron desde niñas.

Nadie es culpable de que estas cosas pasen, pero habría que recapacitar sobre qué es lo que están o no haciendo las mujeres mexicanas consigo mismas para sentirse tan enojadas, tan víctimas y tan libres de agredir al que se les cruce por enfrente, como si su propio hartazgo les diera permiso de dañar a cualquiera.

Lo que más nos preocupa

¿Cuántas mujeres mexicanas, en este estado de ira, no estarán hoy señalando a hombres por acoso o abuso solamente porque creen que tienen privilegios por sentirse víctimas?, ¿no sería tiempo ya de reflexionar hacia dentro sobre por qué ellas mismas siguen eligiendo patrones de vida que las hacen sentir tan mal?

@elardidisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s