#DíaInternacionaldelaFelicidad ¿Por qué no son felices los mexicanos?

Mucho más allá de la crisis, la corrupción, la violencia, el desempleo y que el gas está muy caro, ¿qué será aquello que nos hizo perder la sonrisa a millones de mexicanos?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) realiza cada año un top de los países más felices del planeta; México está en el número 23 de 156 naciones, un número no tan malo, pero que ha ido subiendo en los últimos años por temas como la delincuencia y la insatisfacción con el gobierno.

Además de los aspectos que son obvios, también hay algo que evita que los mexicanos alcancen la felicidad plena: el drama.

A los mexicanos les gusta “hacerla de jamón” por absolutamente todo, si nace porque nace, si se muere porque se muere, si el gobierno trabaja porque trabajo y si no entonces también lo encontramos pésimo, en fin. Nosotros hacemos escándalo hasta porque alguien nos gana el paso, como si fuéramos tan importantes.

Está claro que una de las claves de la felicidad es justamente dejar pasar las cosas, fluir y no pretender que el mundo esté bajo nuestro control porque eso es una mentira que a la larga resulta frustrante. Pero los mexicanos no somos buenos cuando se trata de hacernos los locos y tratar de fluir, antes tenemos que ladrar, vociferar, mentar madres y hacernos notar, casi pedimos un casting para La Rosa de Guadalupe Temporada 3 y hacemos una telenovela de las tonterías de todos los días.

Aunque, esperen un poco… ¡Tal vez por eso en México las telenovelas son tan malas! Si están basadas en los absurdos que como mexicanos vivimos a diario, llorando hasta porque la mosca no se quiere casar con nosotros, pues seguro igual de ridículos son los argumentos que usamos para la televisión.

Los mexicanos no somos felices porque no queremos, vivimos en un país que lo tiene todo, es abundante, está lleno de riquezas y de cosas que en otros lugares nos envidian. Si bien es cierto que las cosas no están muy bien últimamente y el gobierno no está haciendo su trabajo para que estemos mejor, en realidad deberíamos agradecer por todo lo que sí tenemos.

Sólo hay que dejar de payasear y empezar a vivir. Como decía el desaparecido grupo Botellita de Jerez: “Oh Dennis, no la hagas de Toks en Wings…”.

@ElArdidisimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s